//
estás leyendo...
Artículos de opinión, Artículos sobre salud en general

¡Lo juro!, ¡Estoy sano!

“La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano”. Aldous Huxley.

Ha vuelto a caer en mis manos esta fantástica frase de Aldous Huxley, escritor inglés. Y es que los avances en las tecnologías que se utilizan para la tremenda cascada de pruebas que se pueden realizar a un paciente es algo fabuloso. Pero todo tiene un lado oscuro. Si cada uno de nosotros pasáramos por una máquina de resonancias, un análisis de sangre completo, una gastroscopia, una colonoscopia, nos observaran el interior de la rodilla… sería prácticamente imposible salir indemnes de semejante lucha para “demostrar” nuestra salud.

Y es que a veces tengo la sensación de que nuestro sistema de salud actual tiende a esta forma de diagnóstico en el que se basa casi exclusivamente en pruebas complementarias que, como su propio nombre indica, deberían ser complementarias a las pruebas clínicas, la historia… en fin, todo ese fantástico arsenal para el diagnóstico del que disponemos y disponíamos antes incluso de la revolución tecnológica en el campo de la salud.

Y es que un paciente puede tener una hernia lumbar L5-S1 acompañada de una ciática sin que ambas dos tengan nada que ver! (permitirme el “nada”… ya se sabe que en temas de salud los nuncas, siempres, nadas y otras por el estilo son muy muy relativos). Y la solución para su ciática podría lograrse sin tener que hacer nada a nivel lumbar. Y este no es un caso especialmente raro, la verdad, sino más bien todo lo contrario.

Ese es el problema de los diagnósticos únicos, suponen un encasillamiento de los pacientes. Ya no son pacientes con un problema, son un problema que afecta a un paciente. Y eso nos hace perder perspectiva para abordar el diagnóstico y el posterior tratamiento de modo óptimo.

Por poner un ejemplo gráfico. Detective que intenta resolver un caso y aparece el primer sospechoso… ¡ya tenemos culpable! Pues lo mismo pero en cuestiones de salud. Te duele la rodilla, se hace una radiografía y aparece artrosis… ¡ya tenemos culpable!…

Lo que no se puede negar es que el método es muy rápido, y eso, por desgracia, está muy valorado.

 

 

Anuncios

Acerca de Carlos Remis

Empecé la carrera con matrículas y la acabé con notables. Fue dejando de interesarme el estudiar y empecé a aprender. Ahora suspendería. Soy Fisioterapeuta.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Todos los artículos

A %d blogueros les gusta esto: