//
estás leyendo...
Artículos de opinión, Artículos sobre salud en general

Auguro que le va a doler…

Hay un comentario que oigo mucho en la clínica: “ya me dijeron de pequeño que tenía escoliosis y por eso me duele la espalda”. O el que es aun peor y que acaba diciendo “… y ya de aquella me comentaron que me acabaría doliendo la espalda”. Y todo esto en escoliosis muy leves.

Uno se acostumbra a todo, pero comentarios de este tipo siguen poniéndome un poquito nervioso.

Centro aquí el tema sobre la escoliosis, una circunstancia (que no patología en los grados mínimos que se encuentran habitualmente) caracterizada por una columna curvada en el plano frontal, de modo que al ver a una persona por detrás, su espalda describiría una curva en forma de S. En los casos extremos sí puede convertirse en una patología y provocar disfunciones respiratorias o cardíacas por un motivo puramente estructural al comprimir la cavidad que alberga pulmones y corazón.

Sin embargo, aunque haya puesto dos ejemplos sobre la escoliosis, valdrían otros muchos, por que el fondo del asunto es un error de base que se comete muy a menudo.

Imaginemos un agente de la policía que llega al lugar donde acaba de cometerse un crimen y se encuentra de pie al lado del cadáver a un individuo. “¡Has sido tú!”, afirma. Así, sin más. Sin análisis de huellas digitales, ADN, análisis del posible móvil para cometer el asesinato, de la escena del crimen de forma global… ningún juez sería capaz de encerrar a ningún criminal con semejante ausencia de pruebas.

Esto es lo que ocurre a diario en nuestro sistema de salud del que todos formamos parte. Si un paciente refiere dolor lumbar y en la primera prueba que le realizamos aparece una hernia discal o una simple protrusión… bingo! ya tenemos culpable. Sin preguntarnos si ya estaba allí antes de que comenzara el dolor, si el dolor se corresponde con el típico de una hernia… e incluso otorgando a la resonancia una fiabilidad que ya nos gustaría pero que en absoluto tiene. Pero ya tenemos cabeza de turco. Y ya tenemos diagnóstico.  

Y se lo decimos a nuestro paciente: “¿ves esta ligera curvatura de tu espalda? Eso es escoliosis, y por eso te duele la espalda”.

Pero estos comentarios encierran la siguiente argumentación: tengo escoliosis (o una hernia discal, o…), por eso me duele la espalda. La escoliosis no se cura, luego me va a doler siempre la espalda.

Para empezar, no es cierto. Y, para seguir, hemos creado un paciente que lo más que hará cuando le duela la espalda sea por el motivo que sea, será echarle la culpa a su escoliosis y seguir el tratamiento que le hayan recomendado en ese momento. Sin más… para siempre.

Por eso creo que si nuestro diagnóstico no nos permite solucionar el problema, hemos de hacer dos cosas: buscar otro diagnóstico (en otro texto previo colgado en esta página ya hablaba sobre la existencia siempre de varios diagnósticos… https://carlosremisfisioterapia.wordpress.com/2011/10/02/los-inconvenientes-del-diagnostico-unico/ ) o derivar a nuestro paciente. Debemos ser capaces de ofrecer algo más que un diagnóstico con la coletilla de “no tiene cura”. Cometeríamos el error de pensar que conocemos todos los entresijos del problema y todas las posibles soluciones. Y considero mucho más útil considerar que a priori todo tiene solución, que la tendencia a razonar las patologías como crónicas.

 

Anuncios

Acerca de Carlos Remis

Empecé la carrera con matrículas y la acabé con notables. Fue dejando de interesarme el estudiar y empecé a aprender. Ahora suspendería. Soy Fisioterapeuta.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Todos los artículos

A %d blogueros les gusta esto: