//
estás leyendo...
Artículos de opinión, Artículos sobre alimentación, Artículos sobre salud en general

¡¡Margarina para todos!!

Buscando información por internet se dice que uno sabe dónde empieza pero no dónde acaba.

Hoy acabé en esta página: www.margarina.es

Os recomiendo que le echéis un vistazo. Es algo fascinante. Con nutricionista y todo. Genial.

Quienes sigan este blog sabrán que, en cuestiones de nutrición y un poco en general en cuestiones de salud, asocio mucho el sentido común con una visión retrospectiva de cómo éramos hace unos cuantos miles y algunos millones de años y qué es lo que hacíamos entonces, lo que comíamos, cuáles eran nuestras relaciones… en fin, cómo nos originamos, cómo hemos llegado a ser lo que somos y cómo nuestra genética se fue conformando. Podríamos enmarcar esto dentro de lo que se conoce como Medicina Evolutiva.

La margarina me temo que no estaba ni hace cuatro millones de años ni hace mucho menos… es conocido el momento de su invención en la época de Napoleón, buscando una grasa más barata para las tropas que la mantequilla. Fue hace unos 150 años… Creo que mis genes, por muy listos que sean, no han tenido tiempo de mutar tanto…

Toda la página web es una defensa de las propiedades de la margarina, difícilmente defendible, con argumentos para echarse a temblar. Vamos con algunos de ellos:

1.En ocasiones comparándola con la mantequilla:

“Existen múltiples estudios que indican que el consumo de grasas saturadas aumenta el colesterol en sangre y que el consumo de grasas insaturadas en sustitución de las grasas saturadas reduce este colesterol. Al sustituir el consumo de mantequilla por margarina, ayudas a controlar el colesterol, ya que reduces significativamente el aporte de grasas saturadas en favor de las insaturadas. La margarina aporta de media un 70% menos de grasas saturadas y un 60% más de grasas insaturadas que la mantequilla.”

Bien. La primera en la frente. Vaya cara más dura. Primero, porque vienen a decir “coma usted margarina para sustituirlo por la mantequilla que es muy mala”, que más o menos es lo mismo que “coma usted de algo malo, porque así no tendrá hambre para comer otro alimento peor, pero por otros motivos”. Vamos a ver… La mantequilla tiene un porcentaje de grasas saturadas muy alto. Cierto. Pero son grasas saturadas que nuestro cuerpo conoce desde hace millones de años. Se trata de no abusar, porque, en ese caso, efectivamente su consumo se relaciona con el aumento de las enfermedades cardiovasculares y otras muchas. Pero, tal vez sería un mejor consejo de salud reducir la ingesta de mantequilla sin más, o cambiarla por frutas o verduras… en fin… no sé…

Por otra parte mete a la margarina dentro del grupo de las grasas insaturadas, algo que es cierto, pero precisamente son ellas la oveja negra de la familia, puesto que son acidos grasos insaturados trans (a diferencia de todos los demás, denominados cis), que aumentan el colesterol “malo” (LDL) y disminuyen el “bueno” (HDL), aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares más que cualquier otro macronutriente (eso sí, éstas por otros motivos distintos a los de la mantequilla). Además se relacionan con ciertos cánceres y con enfermedades como la diabetes.

2. Utilizando el aforismo de Grande Covián de “hay que comer de todo”.

“Todos los alimentos tienen cabida en una alimentación variada y equilibrada. Lo fundamental es la variación y la moderación con que se toma cada alimento y que abunden alimentos de origen vegetal como frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, etc.”

Lo siento pero no. La frase de Grande Covián hay que incluirla dentro de un contexto. En aquel momento hacía falta aumentar la cantidad de fuentes de alimento de la población, e inculcar el concepto de variedad como algo vital. Estoy convencido de que Grande Covián no se refería con el “todo” al mercurio del pescado azul, a la lactosa para los intolerantes, al gluten para los celíacos… “Todo” encerraba un “todo lo sensato, lo comible, lo bueno para la salud”.

3. Aprovechándose de la máxima de moda por la que se considera a los productos vegetales como de mayor calidad que los animales.

La frase anterior puede servir. Pues esto tampoco. Los productos de origen animal son tan importantes en una dieta como los de origen vegetal. Sin entrar en gustos personales o en otras consideraciones que quien siga una dieta basada en vegetales podría emplear, el consumo de alimentos de origen animal ha sido clave en que el ser humano sea lo que es actualmente. Según los más modernos estudios paleo-antropológicos, nuestro cerebro sólo pudo originarse mediante la inclusión cada vez mayor de productos de origen animal.

4. Y, ya para acabar, mintiendo clamorosamente (si es que lo de antes no eran mentiras clamorosas…).

“Los ácidos grasos esenciales, presentes en los aceites de semillas y las margarinas, son imprescindibles en la alimentación diaria de todo ser humano”

Los ácidos grasos esenciales son, por definición, ácidos grasos cis, precisamente lo contrario de los ácidos grasos trans que son los de las margarinas. Las margarinas no son ácidos grasos esenciales en absoluto. Falso de toda falsedad, como diría el otro.

Si somos muy piadosos podríamos pensar que tal vez a lo que se refiere es que los ácidos grasos que se utilizan para producir las margarinas son imprescindibles. Sí, lo son, pero antes de hidrogenarlos convirtiéndolos en un arma de destrucción masiva.

A pesar de todo, páginas web como éstas son absolutamente necesarias: agudizan nuestro sentido común. Si después de echarle un vistazo a ésta uno corre hacia el supermercado a por la margarina rica en omega 3 (no tengo nada en contra del omega 3… todo lo contrario; pero sí contra la margarina) para cocinar con ella, untar en cualquier cosa untable, echársela por la cara y el pelo… en fin, cualquier cosa que a uno se le ocurra… es que algo falla. Desde mi punto de vista, lo mejor que uno puede hacer con ella no es comérsela… tal vez para lubricar las bisagras de alguna puerta…

La página, por cierto, es de Unilever, dos de cuyas marcas son Flora y Tulipán. En fin… todas las abuelas dicen que sus nietos son los más guapos del mundo, pero esta abuela Unilever miente y oculta mucho sobre sus dos nietos “margarínicos”.

Para concluir: ya que nadie nos protege y páginas como ésta pululan por la red, usemos nuestro sentido común. Si lo que nos ofrecen no existía hace muchos miles de años… por tu salud, no te lo comas.

Anuncios

Acerca de Carlos Remis

Empecé la carrera con matrículas y la acabé con notables. Fue dejando de interesarme el estudiar y empecé a aprender. Ahora suspendería. Soy Fisioterapeuta.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Todos los artículos

A %d blogueros les gusta esto: