//
estás leyendo...
Artículos de opinión, Artículos sobre salud en general

Mejor lo malo conocido…

Hay un comportamiento muy humano que ocurre muchas veces en la clínica. Pensar que algo ya no tiene solución.

“Esto ya no se me quita”.

Incluso ocurre que al preguntarle a un paciente cómo está tras la primera sesión, después de una semana, responde con un “igual” o con un “mal”. Cuando intento explicarme, entre preocupado y sorprendido, cuál puede ser el motivo de que no hayamos avanzado nada y voy preguntando parte a parte de manera minuciosa, me va respondiendo algo así como “sí, bueno,… eso no me molestó esta semana” o “no… no recuerdo que me hubiera dolido”. Realmente está bien o mucho mejor, pero algo ocurre para que no llegue diciendo lo genial que está y lo muchísimo mejor que se encuentra.

La explicación está en el refrán más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. En esencia, lo que intenta expresar el refrán es que la incertidumbre es lo que nos destroza. Para muchas personas es más tranquilizador saber que algo malo va a ocurrir que la inseguridad de no saber qué va a ocurrir, aunque lo que venga pueda ser positivo.

No hace falta tener una patología psicológica, pero en el caso de los hipocondríacos ese es su problema: la intolerancia a la incertidumbre. Es mejor creer que uno tiene una enfermedad a no saber si la tiene o no.

El problema es que esta defensa psicológica que muchas veces adoptamos cronifica nuestras enfermedades porque nos hace ser pasivos frente a ellas y no buscamos soluciones, o dejamos de realizar actividades por miedo. Actividades que de algún  modo podían suponer la solución por generarnos una felicidad muy necesaria o un nivel de movimiento-actividad igual de útil (dejo de ir a caminar, salgo menos de casa, ya no voy a jugar el partido de los domingos, juego menos con los hijos…).

La incertidumbre genera ansiedad. Y cuando la solución parece remota o imposible, a veces es mejor pensar que no hay solución a dejar la puerta abierta a la posibilidad de que la haya…. o no.

Anuncios

Acerca de Carlos Remis

Empecé la carrera con matrículas y la acabé con notables. Fue dejando de interesarme el estudiar y empecé a aprender. Ahora suspendería. Soy Fisioterapeuta.

Comentarios

Un comentario en “Mejor lo malo conocido…

  1. Es una actitud muy frecuente. Y es un pelín desesperante. Porque te quedas perplejo ante la falta de evolución.
    Es una actitud que supera el perímetro de la camilla y progresa por la vida de la persona impregnando todo a su paso, con ese color gris del bueno-si-pero-no.
    Y, en muchos casos, es el origen de sus problemas.
    Un abrazo Carlos.
    Olga
    @cfisiocenter

    Publicado por olga Cures (cfisiocenter) | 12 marzo, 2012, 15:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Todos los artículos

A %d blogueros les gusta esto: